¿Sabías que 4 activistas ambientales son asesinados cada semana—la mayoría en Latinoamérica?

Screen Shot 2018-07-25 at 12.12.10 PM

Me encontré con este artículo ayer y me quedé sin palabras con estas estadísticas. Según un nuevo informe de la ONG internacional Global Witness, en 2017, paramilitares, tropas gubernamentales, gangsterscontratados y contrabandistas mataron a 207 personas (la mayoría en América Latina) quienes solo pretendían proteger sus tierras y hogares y la destrucción de bosques vírgenes de las empresas grandes (agronegocios) que intentaban establecer ranchos ganaderos y plantaciones de caña de azúcar.

El joven en la imagen de arriba es el hijo de un hombre colombiano que fue uno de los 207 asesinados el año pasado. A su padre, el Sr. Bedoya, le dispararon 14 veces los paramilitares colombianos después de protestar contra el aceite de palma y las plantaciones de plátanos que invadían sus tierras comunitarias, según el informe de Global Witness. El artículo de Huffington Post UK continúa y señala:

“Por primera vez, los agronegocios que producen productos como carne de res, aceite de palma y café superaron a la extracción minera y de recursos naturales como el sector más mortífero para los (principalmente) indígenas que trabajan voluntaria o profesionalmente para proteger sus tierras y los derechos ambientales”.

Como se muestra en el siguiente mapa, América Latina es la región con más asesinatos ambientales: Global Witness informa que aproximadamente el 60% de los asesinatos contra activistas intentando de proteger sus tierras y sus recursos naturales tuvieron lugar en Latinoamérica, con Colombia siendo el más letal.

Los bosques tropicales de México han sido destruidos como resultado de la cría ilegal de ganado y el cultivo del aguacate. Un activista indígena destacada, Isidro Baldenegro López, fue asesinado a tiros a principios de 2017 por proteger los bosques de la Sierra Tarahumara en el norte de México contra la deforestación.

Screen Shot 2018-07-25 at 12.23.24 PM

¿Como puedes ayudar?

Bueno, como te recordaras, he dicho en otras escrituras que en una sociedad capitalista, el dinero habla amigo! Hay que utilizar nuestra voz poderosa por medio de nuestro consumo. A ver, si no hay consumo, no hay venta. Si no hay venta y cliente, no hay producción. Así de fácil. Nosotros, los consumidores, tenemos tanto poder en este mundo que gira alrededor del dinero y podemos doblar a estas empresas a nuestra voluntad para que cambien estas practicas y pongan un fin a estos abusos. ¡La clave es conocer nuestro poder y ejercitarlo!

Esto es lo que puedes hacer de inmediato:

  1. POR FAVOR DEJE de comprar cualquier producto que contenga aceite de palma. La próxima vez que vaya al supermercado, comience a verificar los ingredientes. Si tiene aceite de palma, vuelve a colocarlo y selecciona un alternativo. Si no hay alternativa, no compres–pero, simple hay un alternativo.
  2. Comparte esta publicación en las redes sociales. Informa a los demás para que a través del poder en los números, juntos, podamos hacer la diferencia.
  3. Publica en Twitter, Facebook e Instagram, sea cual sea la plataforma de medios sociales, información sobre los productos que tu conoces que lleven aceite de palma y conciencia a tus amigos y seguidores que también no los compren porque comprarlos es impulsar la matanza de tierras a través de la deforestación masiva y el asesinato de activistas medioambientales.

Aquí hay algunos productos que contienen aceite de palma, para facilitar su “verificación,” puedes visitar esta página (esta publicada en ingles) para retirar las etiquetas y saber por qué contienen aceite de palma (o en ingles: palm oil).

Screen Shot 2018-07-25 at 12.35.30 PM